La tumba misteriosa de la víctima de la Bestia 666

Sin duda alguna, uno de los mas grandes misterios que se ha generado producto de las creencias religiosas de que el 666 corresponde al numero de la bestia o del Anticristo, es decir al principal enemigo de Dios, es la existencia de una particular tumba en un cementerio de la ciudad de Salt Lake City, en Utah - Estados Unidos, donde se puede ver una lápida, cuya inscripción ha despertado desde una simple curiosidad hasta los mas aterradores miedos, ya que bajo el nombre del difunto Lilly E. Gray lleva inscrita una curiosa frase que dice Víctima de la Bestia 666, lo cual se ha prestado para muchas especulaciones.

Todos se preguntan porque la tumba de Lilly Gray tiene este desconcertante y aterrador mensaje, dado que normalmente las tumbas cuentan con inscripciones para brindar homenaje a los fallecidos, mientras que esta frase crea suspicacias y muchos simplemente desisten en averiguar su origen.

Algunos se atrevieron a investigar el origen de esta inscripción, para lo cual tuvieron que rebuscar información en registros locales, donde se encontraron algunas pistas sobre su verdadero significado, pero también se creo mas confusión, ya que en principio, expertos determinaron que había un error al escribir el nombre con doble "L",  ya que la manera correcta era con una sola "L", y también descubrieron que su fecha de nacimiento era errónea, ya que lo correcto era el 4 de junio de 1880, mientras que en la lapida figura el 6 de junio de 1881. 

También se debe indicar que dentro de las investigaciones se cita un breve obituario de Lilly donde se cita su muerte a los 77 años de edad, por causas naturales, lo cual demuestra que la muerte de Lilly no fue un hecho fuera de lo normal, que justifique que se haya inscrito semejante frase en su tumba.

Otro detalle que llama la atención en esta lápida, es que se encuentra grabado una flor, que representa a una onagra, la cual tiene muchos significados cuando se la coloca en una lapida, entre esos significa amor eterno, juventud, esperanza y tristeza, pero también podría interpretarse como Linterna del Diablo, que es como se le conoce en primavera.

Asimismo se debe señalar que la tumba de su esposo Elmer Lewis Gray también se encuentra en este mismo cementerio, aunque alejado de donde se ubica su esposa, donde llama la atención los narcisos tallados en su lapida, los cuales en el arte funerario representa connotaciones negativas relacionadas con el narcisismo de la vanidad, es decir representa la autosuficiencia, lo cual podría indicar que probablemente Lilly Gray pudo también ser víctima de esa parte negativa de su marido hasta el dia en que falleció.

Muchas otras teorías se han vertido al respecto, incluso algunas teorías refieren que esta mujer fue víctima en un accidente de tráfico que se produjo en la carretera 666, que se localiza a lo largo del estado de Utah, y que es conocida también por presentar en sus pistas una alta tasa de accidentes de consecuencias trágicas,  que sucedieron en sus desoladas pistas. 

También se dice que Lilly pudo haber tenido cierta relación con el famoso ocultista Aleister Crowley, quien en ese tiempo habitaba en Salt Lake City. Este personaje se caracterizaba por referirse a sí mismo como la Bestia 666, por lo que se podría deducir que el texto de la inscripción de su lapida podría hacer referencia a que Lilly fue una víctima de Aleister Crowley, pero las fechas no encajan ya que Lilly recién llegó a Salt Lake City por el año 1950, mientras que Crowley falleció en el año 1947, por lo que no seria posible que ellos se conocieran en algún momento.

Finalmente también se dice que esta inscripción la pudo poner el esposo de Lilly, en una forma de protestar contra el gobierno de los Estados Unidos de ese entonces, por no haber apoyado en las necesidades de su esposa, por lo que al gobierno lo catalogó como la Bestia 666, culpando directamente al gobierno por la muestre de su esposa.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario