La Teletransportación y sus misterios

La teletransportación quizá siempre fue una escena de nuestra película favorita, es decir siempre fué un fenómeno considerado propio de la ciencia ficción, sin embargo en los últimos años, investigadores y científicos de todo el mundo han realizado avances significativos en el desarrollo de la tecnología de la teletransportación, termino adoptado por Charles Fort para describir el proceso de transporte instantáneo de una persona o un objeto de un lugar a otro. la humanidad espera que esto se haga realidad algun dia, pues aun las ventajas y el cambio en los hábitos del hombre son inimaginables de hacerse realidad la teletransportación, sin embargo hay casos registrados que sugieren que la teletransportación es una realidad desde tiempo atrás, siendo este aun un proceso no perfeccionado.

Recientemente, un grupo de científicos investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hefei, en la República China, lograron de manera exitosa la que podría llamarse la primera teletransportación documentada de un objeto macroscópico al llevar información cuántica de un conjunto de átomos a otro situado a unos 150 metros de distancia. es asi que físicos chinos, dirigidos por el investigador Xiao-Hui Bao, utilizaron átomos de rubidio en su experimento, donde lograron la hazaña científica de teletransportar información cuántica entre dos átomos apoyados en el principio de fotones enlazados.

Para aclarar este proceso se debe señalar que la teletransportación cuántica es un fenómeno sumamente inestable debido a la fragilidad que es tipica de los bits cuánticos, los cuales pueden ser destruidos con suma facilidad. Sin embargo, apoyados en el fenómeno conocido como “enlace”, en el que dos objetos cuánticos comparten la misma existencia, de modo que no importa qué tan lejanos se encuentren uno de otro, una acción de medición en una partícula influye instantáneamente a la otra, lo que hace que al menos teóricamente se factible la transmisión de información de un punto del espacio a otro sin que esta información deba transitar por el espacio entre estos dos puntos.

Pues a pesar que esto parece una tarea prácticamente imposible de realizarse, si ya se efectuó este procedimiento con un átomo  e incluso como ya se menciono con un conjunto de átomos  no debería haber una limitante natural que nos impida hacerlo con un objeto macroscópico, como un ser humano. Las únicas limitantes son tecnológicas que por el momento impiden poner este proceso en práctica.

Pues bien la principal limitación tecnológica que existe actualmente, re relaciona con la capacidad de almacenar información. Por ejemplo imagina que al convertir todos los átomos de nuestro cuerpo en energía,  se deberia de almacenar toda la información relativa a cada uno de estos, de modo que se pueda recuperar nuevamente en el lugar de destino. Es aquí donde surge el principal problema pues el teletransporte de una sola persona generaría miles de millones de millones de terabytes de información, lo cual por la magnitud  de la información relacionada solo de una persona, resulta aun imposible realizar este proceso.

Casos reales
Historicamente se conoce casos reales relacionados con la teletransportación, uno de los cuales fue el ocurrido en diciembre del año 1873, donde los esposos Cumpston, dos respetables ancianos residentes de Leeds, quienes llegaron a Bristol para hospedarse en el Hotel Victoria, habian sufrido una extraña experiencia en el hospedaje, que según se supo en horas de la noche extraños ruidos se suscitaron  que ademas se produjo una sensación alarmante de que el suelo temblaba como si fuera un terremoto, ante lo cual a pareja empezó a gritar, sin embargo sus palabras parecían tener un eco extraño. El Sr. Cumpston sentía como si una extraña fuerza lo estuviera arrastrando hacia una especie de agujero, a lo que su esposa logró cogerlo de la mano y pudieron saltar por la ventana. Los Cumpston pensaron que se trataba de delincuentes, por lo que dispararon dos veces, siendo posteriormente arrestados. 

Posteriormente el periodista Harold T. Wilkins aseveró que los extraños ruidos y el agujero en el suelo descrito por los Cumpston son imposibles de explicar a menos que se trate de que una fuerza desconocida que puede llegar a operar creando un vórtice en la materia sólida, que se le conoce como teletransportación a otros universos, que cuenta con la capacidad de enviarte a miles de kilómetros de distancia e incluso a otro planeta. 

Otro caso se dio en 1901, donde familia Pansini quien se mudó a una casa en Ruvo di Puglia, Italia, fueron víctimas de diversos fenómenos extraños, donde Alfredo Pansini, uno de los hijos de la familia tenía la capacidad de entrar en trance, durante el cual decían que tenía visiones y ademas según lo que su familia explicó, el pequeño desaparecía de la casa, logrando reaparecer en un estado de aturdimiento en la ciudad o en pueblos cercanos. Estos sucesos fueron frecuentes hasta su adolescencia en 1904, sin embargo luego también su hermano menor también comenzó a teletransportarse, llegando incluso a aparecer a bordo de un barco de pesca a unos kilómetros del puerto de Barletta.

Aspectos básicos de la teletransportación
Sin duda alguna debido a los incidentes acontecidos, que se mencionaron, estos constituyen una prueba seria a fin de demostrar la existencia real y extraordinaria de la teletransportación a otras dimensiones, demostrando de algun modo que estos fenómenos han sido de algún modo, parte de la experiencia común de todos nosotros. Muchos investigadores científicos creen en la teletransportación involuntaria para explicar estos fenómenos  sin embargo algunos como Albert Einsten han identificado una serie de teorías sobre este fenómeno, quien basándose en la existencia de una cuarta dimensión espacio - tiempo, da a entender que el espacio se abre periódicamente con agujeros negros en el universo, los cuales eventualmente vendrían siendo utilizados por extraterrestres.

Por otro lado Ralph Harrison en 1938, aseveró que la teletransportación obedece a las leyes de la meteorología, poniendo como ejemplo practico a las Bermudas, donde el considera que la teletransportación se encuentra bajo la influencia de la Corriente del Golfo, eventos que pueden ocurrir en la atmósfera, de manera que cuando los canales de comunicación se abren entre los mundos, tanto los seres vivos y los objetos pasan a través de estos canales a un mundo paralelo, justificándose de este modo las extrañas desapariciones que allí acontecieron.

A pesar de todo lo dicho al parecer es demasiado pronto para sacar conclusiones exactas sobre este tipo de fenómenos  sin embargo los recientes avances científicos podrían explicar de algun modo este tipo de fenómenos. Probablemente en un futuro muy próximo, la humanidad podría ser capaz de dominar a voluntad estos fenómenos de teletransportación.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario