El Priorato de Sión

Como todos sabemos el evento de la pasión y muerte de Cristo constituyen el punto central de la fe cristiana desde los inicios de la Iglesia. Sin embargo surge una interrogante hasta un tanto absurda y descarada para algunos como es: ¿Si en vez de morir en la cruz se hubiera casado y tenido hijos? ¿Y si sus descendientes directos aun vivieran en la actualidad?. Puedes resulta un poco atrevido en creer que esto podría ser posible, sin embargo es una posibilidad que lagunas investigaciones tratan de demostrar.

Es aqui donde nace la vinculación entre la santa sangre y el Santo Grial , el cual se constituye como un concepto complejo y misterioso. Según algunos estudiosos se trata de la copa que utilizó Cristo en la Última Cena, la cual sirvio para recoger su sangre cuando estaba en la cruz. Sin embargo cuando se habla acerca del traslado del Santo Grial de Judea a Europa no se refería  explicitamente a la leyenda del traslado de un objeto, mas bien esto se refiere a la verdadera historia de la llegada de los descendientes directos de Jesús y María Magdalena, quienes eran portadores de sangre real o "sang réal" que antes se confundía con "santo grial".

Sin duda alguna esta es una teoria increible, sin embargo las afirmaciones acerca de la existencia de los descendientes vivientes de Cristo se constituye como una interpretación muy poco convincente de los hechos que sucedieron en esa epoca. Parece increíble que desde los tiempos de Cristo ningún supuesto descendiente haya caido en la tentación de anunciar "Soy un descendiente directo de Cristo."

Si bien es cierto no existe ninguna prueba sólida sobre esta revelación y pruebe la existencia de una progenie real. Pero si se cuenta con un serie de pruebas e historias que hacen referencia a un misterio central y a ciertos detalles concretos, como el Santo Grial, cabezas cortadas, grupos que usabann la sangre como símbolo, maravillas alquímicas y alguna clase de sociedad de ancianos o iniciados. 

El misterio central es mucho más amplio y antiguo. La historia de Cristo y los hechos importantes que la rodean, constituyen sólo una pieza en el rompecabezas cuya envergadura es mucho mayor de lo que parece. Es aquí donde surgen los caballeros templarios quienes fueron los más importantes poseedores de este secreto. Esta sociedad de monjes guerreros se formó alrededor de los años 1120, con el fin de dar protección a los peregrinos que iban a Tierra Santa. 

Los caballeros templarios rápidamente se transformaron en una poderosa e infranqueable fuerza militar que llego a su fin por el año 1307, cuando fueron arrestados en cumplimiento de una orden emitida por el rey Felipe IV de Francia. Estos monjes guerreros fueron sometidos a juicios y castigos, hasta que por orden del papa, en 1312 se suprimieron estos castigos.

Pues se dice que debido a documentos descubiertos recientemente se indicarían que los templarios formaban parte de un poder militar que constituían una alianza mística muy antigua, llamada Priorato de Sión. Esta alianza, según los entendidos en esta investigación concluyen que fue creada y aun continúa existiendo con el único fin de proteger y promover los intereses de los descendientes directos de Cristo.

Se especula dentro de la lista de dirigentes del Priorato de Sión a través del tiempo a personajes muy importantes en la historia de la humanidad, entre los cuales se encuentran Leonardo da Vinci, Isaac Newton, Botticelli,  Victor Hugo y Claude Debussy, incluyendo en la lista a otros aristócratas franceses aparentemente poco importantes y no tan conocidos.

Se dice que durante los juicios a que fueron sometidos los templarios franceses en 1308, fueron acusados de negar, pisotear y escupir la cruz. Un argumento significativo de esto podría ser en sus decoraciones de la iglesia de Notre-Dame de Francia, realizadas en 1960, donde Jean Cocteau, quien fue el sucesor de Debussy como jefe del Priorato de Sión, se representó a sí mismo de pie, de espaldas a una cruz, y ademas al pie de la cruz pintó una gigantesca rosa, que constituía un símbolo místico de esos tiempos.

De este modo los templarios expresaban abiertamente un rechazo por la cruz, sin embargo la duda surgió por qué entonces iban a dedicarse a guardar y preservar el gran secreto de la descendencia física de cristo con. Algunos investigadores tratan de explicar esto como quien murió en la cruz fue un falso Jesucristo, y que el verdadero escapó, sin embargo ellos afirmaban que cristo era un falso profeta, todo esto constituye una incertidumbre y un misterio acerca de las verdaderas intenciones de los templarios.

Los caballeros templarios también fueron acusados, tanto por la Iglesia como por rumores populares, de creer que las cabezas barbadas y las calaveras que supuestamente adoraban en secreto tenían el poder de hacer florecer los árboles y germinar la tierra. Estas acusaciones vinculan abiertamente las prácticas y tradiciones templarias con las religiones antiguas antes de cristo, relacionadas con la fertilidad, que podrían tener ciertos poderes ocultistas.
 
Se dice que los caballeros templarios fueron traicionados, y que quien organizó su caída probablemente les aviso con anticipación de este golpe, ya que les dio tiempo para destruir la mayor parte de sus archivos y poner a salvo en un lugar seguro su enorme tesoro y sus reliquias sagradas, entre los que se presume incluía el sudario de Turín y la cabeza momificada de Cristo. Probablemente al Priorato de Sión planeó reprimir a su brazo militar con tal de evitar que sus tesoros o sus propósitos a largo plazo fueran destruidos.

Existen algunos hechos coincidentes respecto ala naturaleza de los caballeros templarios, siendo una de ellas cuando el papa Juan XXIII decretó que los católicos tenían permiso para ser masones, lo cual significaba un cambio significativo en la política del Vaticano. Los masones por su parte afirman ser descendientes directos de los mismos caballeros templarios, pero también de algunas organizaciones como algunos grupos cristianos. 

Así mismo un hecho que llama la atención es que Juan XXIII proclamó que el hecho más importante de la crucifixión no fue la resurrección, sino el derramamiento de la sangre de Cristo. Esta extraña proclamación por parte del papa, máxima autoridad de los cristianos católicos hace pensar en el Santo Grial como objeto que sirvió de receptáculo receptáculo que recepcionó la sangre que Cristo derramó en la cruz, mientras que para otros como Baigent, Leigh y Lincoln la sangre de Cristo significa nada menos que la línea sanguínea, haciendo referencia directa a la descendencia de Cristo.

Sin duda alguna el Priorato de Sion, se constituye como una sociedad secreta de los tiempos antiguos, muy arraigada a las creencias cristianas, sin embargo su verdadero propósito es hasta hoy un misterio.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario