La verdad sobre la OUIJA


La Ouija tiene un origen no muy claro, algunas fuentes remontan sus orígenes a la Grecia de hace 500 años y describen tableros parecidos a los actuales, a la vez que adjudican a Pitágoras y sus discípulos ser quienes contactaron en “el mundo invisible y trascendente de los espíritus”.

Pues bien sea cual sea su origen, la Ouija es un tablero en el que se encuentran grabados y representados todos los caracteres del alfabeto, los números de 0 a 9 y en un lugar preferente el Si y el No y abajo, un ADIOS.

Como guía se utiliza una tablilla acabada en punta o flecha, una arandela o cualquier otro artefacto que pueda cumplir una función señaladora. Aunque la más popular es aquella que se practica con un vaso de cristal como indicador.

La tabla OUIJA
Es una tabla en la que se encuentra el alfabeto latino escrito en semicírculo en la zona central, debajo los números del 0 al 9. En los extremos derecho e izquierdo superiores, las voces positiva y negativa y en la parte inferior central, adiós. Viene con una plancheta, con tres esferas móviles como soporte a modo de ruedas, esto es para facilitar el desplazamiento de la plancheta sobre la tabla. 

Mas claramente se trata de un triángulo que durante el contacto con el más allá, va señalando, una a una, las letras de cada palabra que conforman las respuestas que va dando el contactado. La ouija, también conocida como "El telégrafo de los muertos", es un submundo de la oscuridad y el silencio absoluto, en el que las almas navegan sin rumbo fijo, deambulando de un lugar a otro esperando que algún incauto les abra una puerta para atravesar el umbral de la muerte y estacionarse para siempre en este, el mundo de los vivos.

Sin importar como se le llame, la tabla ouija se convierte en un puente de comunicación entre los vivos y los del más allá, entre las características de esta tabla, fundamentales son en los extremos derecho e izquierdo superiores, las voces positiva y negativa. Lo importante es tener bien en claro que la ouija no es un juego. Es un método que abre puertas dimensionales que todavía no son conocidas por los humanos. 

En estas puertas de energía se ponen a trabajar energías que van más allá del simple manejo cotidiano. Para acceder a éste tipo de sesiones, conviene tener mucho entrenamiento y hacerlo con un fin muy especifico, conocer muy bien las reglas para sacar mejor provecho y terminar la sesión sin ningún tipo de consecuencias desagradables. Muchas veces los problemas se originan cuando las personas que acceden a estos portales no cierran correctamente las sesiones iniciadas, ocasionando problemas que van desde un pequeño trauma hasta la esquizofrenia o locura total, no descartando la muerte producto de estas alteraciones presentadas.

Por tanto es altamente recomendable que si alguien quisiera hacer este tipo de sesión solo como curiosidad o juego, el consejo es que se divierta con otra cosa, no con algo que no sabe manejar y lo único que hará es amplificar sus propios temores atrayendo de este modo a entidades que pueden convertirse en ingobernables.En el mejor de los casos puede que se le adhiera un espíritu obsesivo, que es el primer intento de posesión y se mueva por todos los lugares donde la persona habitualmente vive, anda o trabaja, y una persona no preparada para esto podría entrar en un estado critico de miedo o pánico  que desencadenaría un gran problema. 

Los espíritus "obsesivos" son de la clase que rodean a la persona y buscan de alguna manera transmitirle algún tipo de deseo para que lo cumpla. No son espíritus elevados, puesto que han llegado desde el plano más cercano al terrenal, son por lo general espíritu de personas desencarnadas que buscan la luz y no la encuentran y en muchos casos (estos son los peores), no quieren encontrar ninguna luz, pues se mueven entre las energías de instintos y pulsiones violentas.

Este tipo de posesión se lo conoce como obsesión, porque el espíritu no entra en el campo mental ni espiritual de la persona, sino que se queda como alguien que camina al lado o se posa sobre un hombro y desde allí intenta bloquear los centros sensitivos normales de la persona para que atienda sus reclamos.

Para que exista un fenómeno de telepatía entre ambos, deben tener los dos este tipo de comunicación algo desarrollado, sino no puede haber telepatía e intentará hacerse entender por ruidos, rumores, toques de la piel, etc. Si en vida de esa persona, que se convierte en espíritu obseso, no tuvo nunca ni desarrolló el don de la telepatía, después de muerto tampoco lo tendrá, en cambio si es un espíritu que maneja facultades telepáticas, jugará con ella de modo constante, enviando mensajes aberrantes, escenas del pasado o manejando la culpa constantemente con fines desgastantes en la víctima.

De darse este caso suele pasar que la persona irá a un profesional de la psicología o a cualquier otro con tal de arreglar su problema, el que se hubiera evitado si no hubiese hecho de ese juego, un juego.
Una vez que el espíritu logra su cometido y maneja a la víctima con sus métodos de control, entonces lo único que le queda es poseerla y tomar el mando completamente. Allí poco se puede hacer. Es momento entonces de hacer un exorcismo.

No es recomendable hacer un juego de esto porque no es un juego, si bien hay gente que lo toma así y manifiesta abiertamente que nunca le ha sucedido nada y más aún, se han visto beneficiados con el mismo, esto al fin de cuentas no es así. Con el correr del tiempo y poco a poco se verán sus efectos, que en el mejor de los casos puede que se retiren sin causar daño, y para que esto suceda es mejor hacer las paces con ellos y prometer no volver a molestarlos, pues ellos no están jugando, están buscando algo que han perdido y eso es: la vida.

Por eso te recomendamos dejar las cosas estén en el lugar donde deban estar, y conoce sus reglas pero no las rompas si no hace falta tu intervención para ello. Muy por el contrario, si tus intenciones son buenas, harás de todas las cosas un buen motivo para engrandecer y mejorar tu vida y la de los demás. Quien accede a un lugar donde no ha sido invitado, saldrá despedido sin que pueda evitarlo.

Como se juega la OUIJA.
Los eruditos o conocedores sobre este tema de la tabla ouija, aconsejan que las sesiones se lleven a cabo durante la fase de luna llena, puesto que las comunicaciones son más claras, aunque no por ello la práctica puedan conducirnos a obtener resultados peligrosos. 

Asi mismo se debe crear un ambiente propicio en el lugar en donde se vaya a realizar la sesión, como por ejemplo quemar varillas de incienso, poner algún ramo de flores, encender alguna vela y procurar que haya una luz muy suave. Para comenzar con buen camino la sesión ouija, se deberían unir las manos como en el caso de la sesión espiritista y entonar un mantra.

Es importante guardar absoluto silencio por parte de los participantes en la sesión de ouija, excepto la voz del médium o el comunicador que se escuchará única y exclusivamente cuando formule las preguntas a los entes espirituales que las realizará con todo el respeto y máxima amabilidad. En el caso de que los entes que se presenten sean siempre de mala naturaleza, es debido a que alguien de los que están en la sesión de la tabla ouija no tiene las buenas vibraciones requeridas para estar en el grupo de trabajo.

La persona encargada de la coordinación les pide que coloquen sus dedos sobre la plancheta y comienza la sesión. Se hace una pregunta en voz alta y se pone atención en los movimientos de la plancheta que irá señalando de a una las letras del abecedario. Otra persona que está fuera de la mesa irá anotando las letras que señale y luego dirá las palabras que se han formado.

El número de participantes en una sesión de Ouija idóneo es de tres a seis; un número mayor pude dispersar la la fuerza psíquica y si es un número menor de tres no se genera suficiente fuerza.

Una vez iniciada la sesion, se debe formular una pregunta al principio de cada sesión como: ¿hay alguien aquí? o ¿si hay alguien aquí que se manifieste? por ejemplo, y seguidamente cuando el "espíritu" responda SÍ moviendo el vaso hacia las letras que corresponden a la respuesta se puede seguir interrogando: ¿como te llamas?. Asi mismo se debe tomar nota de las repuestas para tener antecedentes en otras sesiones en caso de que se presente la misma entidad espiritual. Las preguntas deberán ser más enfocadas hacia lo espiritual o como consejos para aliviar el sufrimiento moral o psíquico que hacia lo material, puesto que los espíritus tienen una gran capacidad para ayudar en este sentido.

Finalmente solo recomendar que no realicen esto por curiosidad, es necesario prepararse y ser personas de carácter fuerte y psicologicamente fuertes. Ojo que el juego con la energia interdimensional es algo que aun el hombre no domina, es mas, hay muchas cosas que este desconoce acerca de las consecuencias, por lo tanto nada se pierde tomando las precauciones del caso.

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario