La verdad sobre el Hercolobus

Que tanto sabemos del Hercolobus? hay muchas cosas ocultas tras estos temas, pero es interesante las afirmaciones que hace Samael Aun Weor quien afirma "Ya viene HERCÓLUBUS, se encuentra a la vista de todos los astrónomos del planeta tierra; es un mundo gigantesco, poderoso, seis veces más grande que él titán de nuestro sistema solar Júpiter, y pertenece al sistema solar de TILO. 

No es como muchos suponen, un planeta dislocado de un sistema solar. Sencillamente esto no es asi; ya que gira alrededor del centro gravitacional del sistema solar de TILO. Se dice que dentro de poco aquel gigantesco mundo pasara por un ángulo de nuestro sistema solar,y ocasionará que precipite la catástrofe, ya que uando HERCÓLUBUS pase cerca de la Tierra, obviamente precipitara la catástrofe final sobre nuestro planeta. 

El gigantesco mundo posee una fuerza de atracción extraordinaria, y secuencialmente, el fuego de los volcanes saltara por aquí y por allá.El fuego líquido del interior de la tierra originará nuevos volcanes, y en general, el elemento ígneo hará que arda todo lo que es y todo lo que ha sido. Por eso dijo Pedro: “los elementos, ardiendo, serán desechos, y la tierra y todas las obras que en ellas hay, serán quemadas”.

El agua hará un dúo con el fuego, la revolución de los ejes de la tierra cambiara de lecho a los mares, y perecerán todos los seres humanos”….. “Vean ustedes, pues, que los Mayas no son ignorantes como suponen las gentes. Se equivocan: los Mayas, realmente, se pasan el tiempo haciendo cálculos astronómicos y saben que se acerca a la Tierra un mundo que los mismos hombres de ciencia ya bautizaron con el nombre de “Barnard Primero”; ese mundo pertenece a otro Sistema Solar, tiene una órbita enorme y se acerca peligrosamente a nuestro mundo Tierra.Cuando “Barnard I” sea visible a simple vista, se producirán acontecimientos catastróficos extraordinarios; esto no lo ignoran los Mayas.

Entonces, tal como esta escrito en el “KATUM-13″, aquel gigantesco mundo, por fuerza magnética, atraerá hacia la superficie de nuestra Tierra todo el fuego liquido, brotarán volcanes por aquí, por acá y se producirán terribles terremotos y grandes cataclismos; esto será, según los Mayas, en el “KATUM 13″ (año 2043); se están preparando para este evento y dicen: “mi hijo no lo verá, mi nieto si lo verá”. 

Como reza el dicho, la historia es como nos la cuentan los que están en el poder, o mejor dicho la gente que en realidad domina el mundo, tanto económicamente como también en sus ideas y creencias. Desde siempre se nos ha explicado que estamos solos en el universo, en un sistema solar cerca del borde exterior de la Vía Láctea, donde supuestamente solo el tercer planeta que orbita alrededor de la estrella que denominamos Sol, reúne las condiciones para albergar vida, que es donde nosotros habitamos. 

Siempre se nos dice que hemos estado solos en el universo, o sea que somos fruto del azar y la casualidad, somos los suertudos “chicos de oro del universo”, todo para nosotros solitos… Pero claro, esta es una historia un poco caduca y a estas alturas parece hasta irrisoria. Véase la Teoría de la Panspermia y los “recientes” descubrimientos de la NASA (la agencia nacional de mentiras espaciales americana) en Marte, Titán y Europa … Nos han mantenido siempre ignorantes ante los temas que realmente importan. Todo esto se crea a traves de asombrosos mecanismos reguladores de la información. Podemos recordar entre otras la meticulosa labor de la “Santa” Inquisición , como la fuente oficial de creación de mitos y de ridiculización de la ciencia en aquellos oscuros tiempos, es decir a los científicos se los tildaba de brujos, blasfemos y todo eso. 

A pesar que hoy en día no tenemos nada que envidiar respecto a aquel entonces, seguro que Torquemada se sentiría como pez en el agua trabajando para el Gobierno Americano o como asesor personal de Ruppert Murdoch. No obstante la incontable lista de pruebas físicas, de nuestra interacción durante toda la historia, con otras culturas cósmicas es absolutamente irrefutable. Sin embargo las fuentes de información entre comillas oficiales siguen con su labor de ocultar la verdad.

También no ignoremos como las teorías que que han existido otras humanidades, unos más grades, otros más pequeños, otros gigantes y otros diminutos (véanse los recientes documentales de Nacional Geographic y de History Channel sobre el hombre “hobbit”, sobre los seres diminutos de archipiélagos asiáticos, sobre homínidos enormes) reforzando la teoría que han existido otros fílums de seres humanos distintos al nuestro y que tienen a los antropólogos absolutamente perplejos. 

Cada día las pruebas desmienten la consabida teoría de la evolución, pues nunca se ha encontrado el eslabón perdido ni nunca se encontrará, ya que somos fruto de una manipulación genética extraterrestre (para más información sobre este último punto, al respecto ver la entrevista a Bob Dean abajo).

Pues bien con todo esto no se quiere asegurar que lo del Hercolobus sea algo preciso que se deba creer, sin embargo tampoco se puede negar lo que consideramos increíble o poco probable para lo que normalmente estamos preparados para escuchar. Debemos pensar ya por nosotros mismos, discernir, imaginar, opinar para que mañana mas tarde ante un hecho inesperado no entremos en pánico por algo que ya se venia hablando.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario