Las profecías de Nostradamus

se dice que el famoso Nostradamus fue un médico, astrólogo y adivino francés, nacido en la provincia de Saint-Rémy de Provence y muerto en Salon. Su nombre verdadero fue Michel de Notredame, y nació en el seno de una familia de judíos, quienes se convirtieron al cristianismo en la que había habido varios médicos muy reconocidos por la sociedad aristocrática de la época.. 

Se casó y tuvo dos hijos, pero muy pronto fallecieron ambos, al igual que su mujer, lo cual le llevó a emprender un largo viaje de más de diez años en que procuró olvidar sus desdichas familiares y profundizar en sus conocimientos médicos y astrológicos.

En el año 1544 volvió a casarse con una bella heredera de Salon, ciudad en la que fijó su residencia. Su nuevo casamiento le procuró un período de paz y de comodidad muy fructíferos, además de varios hijos que nacieron con el paso del tiempo. Cuando al año siguiente volvió a estallar la peste, sus servicios fueron requeridos en diversas ciudades francesas. En Lyon fue donde cosechó sus mayores éxitos y donde mayor fama ganó, aunque diversas rivalidades y pleitos con varios colegas celosos de su fama le obligaron a volver a Salon, donde se dedicó a escribir diversas obras médicas. En su refugio, profundizó todavía más en bibliografías astrológicas y adivinatorias, y comenzó a redactar él mismo sus célebres Prophéties ("Profecías"), cuya primera edición, que incluía siete "centurias", vio la luz en el año 1555.

Escribio su obra Las Prophéties, en un estilo oscuro y artificioso, y con contenidos enigmáticos que intentaban adivinar el futuro de Francia y del mundo hasta el año 3797, en que se produciría supuestamente el Apocalipsis. Una de sus más célebres predicciones se refiere a la destrucción de Occidente que causarían los pueblos mongólicos del Oriente en el año 1999. Según explica el propio adivino en la primera centuria, su técnica adivinatoria se basaba en sentarse delante de un trípode frente al cual había un recipiente de cristal con agua, hasta que llegase, en forma de llama luminosa, la inspiración profética. Pese a su escasa inteligibilidad, su obra alcanzó una popularidad instantánea que llegó hasta la corte, lo que explica que Catalina de Médicis invitase en seguida al astrólogo a París y allí le cubriese de honores y distinciones. 

Michel de Nostradamus fue padre de otro astrólogo del mismo nombre, llamado "El Joven", que publicó, todavía en vida de su progenitor, un Traité d´astrologie ("Tratado de astrología") (París, 1563), y profetizó que el pueblo de Pouzin sería devorado por las llamas. Fue sorprendido cuando él mismo se encargaba de prenderle fuego para ver cumplida su profecía, y ejecutado de manera inmediata en 1574. Otro de sus hijos fue el pintor Cesar (1555-1629), gentilhombre de cámara de Luis XIII y autor de un retrato de su padre que se conserva en Aviñon.

Algunas de sus profecías mas famosas

Se encontrará la Atlántida y nacerá el Anticristo
Bazandose en interpretaciones de sus seguidores, el adivino profetizó que entre 1999 y 2025 habrá guerras muy sangrientas, el “mal nacerá en la cuna de un hombre poderoso”, “del cielo caerá algo y sus consecuencias serán grandes”, la economía mundial tambaleará, la reina de Inglaterra morirá en 2015 a los 89 años y en España Felipe será coronado rey, estallará un último conflicto entre palestinos e israelitas que ganarán los judíos, Marruecos intentará invadir España, el último Papa será hispanohablante, a su muerte el Vaticano será asaltado y la Iglesia nunca se recuperará, se producirá un vertiginoso cambio climático, una gran peste (gripe aviar o el SIDA) arrasará con dos tercios de la humanidad, se encontrará la Atlántida, el terrorismo será la plaga del siglo XXI, nacerá el Anticristo, se descubrirá la forma de crear vida artificial y el hombre colonizará otros mundos y dará cuenta de la existencia de vida extraterrestre.


2012 y el fin del mundo
Nostradamus: la III Guerra Mundial sostiene que ya estamos inmersos en un tiempo de tribulación que se inició en 2008 y que durará hasta 2012, coincidiendo con la fecha señalada en las profecías mayas, que vaticinan que al mundo ingresará en un período de gran cambio el 21 de diciembre del 2012.
Estos hechos se encuentran en las últimas siete páginas del códice y parecen ser el relato exacto de cuándo y cómo podría ocurrir el fin del mundo. Los investigadores señalan que la imagen 66 (la primera de la serie) en donde el Sol está prominente resaltando la fecha del acontecimiento que cambiará la tierra, el 67 señala que la constelación de Ofiuco u Ophiuchus, supuesto 13 signo zodiacal hallado entre Escorpio y Sagitario que jugará un papel primordial en estos acontecimientos pues se encuentra justo en el centro de la Vía Láctea.

Las temibles profecías para 2011
Una de las mas imoactantes profecías de Nostradamus, siempre según sus seguidores, es la que dice que en 2011 estallará una gran guerra, al término de la cual el mundo tenderá a unificarse.

Menciona ademas países y regiones implicados en este enfrentamiento son Irak, Irán, Siria, Palestina, Jordania, Líbano, Turquía, Rusia, Egipto, Arabia Saudita, Libia, Etiopía y regiones de Asia. También Estados Unidos, Inglaterra, Israel, Francia, Bruselas, Italia y España. Todos estos países serán los causantes del caos venidero. 

Así mismo dice que en Oriente surgirán tres dirigentes que se unirán para hacer el mal a Occidente y al cristianismo. Estos países del Este comenzarán con revueltas en sus propias regiones, seguidamente atacarán a Israel asaltando Jerusalén o Belén. Esparcirán su fuerza y terror hacia el mar Adriático y llegarán hasta Italia en Europa. 

Estados Unidos sera blanco de atentados nuevamente, e irá perdiendo fuerza frente al mundo. España va a ser destruida en el 2011 por una gran potencia, no indica cuál y Francia será atacada por terroristas. En Italia esos atentados comenzarán en 2010 y serán los primeros pasos que conducirán a una auténtica Guerra Santa. Bruselas responderá al ataque de igual manera, llevando el terror hacia Tierra Santa. Francia tomará el mayor protagonismo y será quien en el futuro firme la paz. 

Los países que están implicados serán derrotados y las cosas se calmarán durante un tiempo. Después de estos tiempos de guerras y atentados habrá cierta calma. Los dirigentes de las regiones del Este serán derrotados por Europa, pero habrá un dirigente árabe que más tarde volverá a sembrar el caos.

Siempre siguiendo a los intérpretes de las centurias, otra predicción impactante es el posible ataque o atentado en Italia al Papa Benedicto XVI, y advierte que hay que estar alertas a una mujer y a la palabra FARMA. 

No menos impresión causa la profecía que señalaría una pandemia para este año que asolará a la población mundial que podria ser el ébola, una mutación de la gripe porcina, de la gripe A o el Sida. Los seguidores interpretan que esta pandemia podría aludir al uso de armas bacteriológicas o de agentes químicos ya sea mediante atentados o en una guerra; o la aparición de algún tipo de enfermedad contagiosa, propagándose en forma de pandemia, o quizás de epidemia.

Todas estas profecías las va mencionando en las centurias que publica, y hoy en día llama mucho la atención por las coincidencias de sus predicciones con la realidad actual. 

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario