La Magia

Debemos definir a la magia como un concepto distinto del mundo y del hombre. No es nada raro, que al hombre promedio le resulten ridículos, disparates delirantes, los gestos rituales del mago, o su estrafalaria y ridícula forma de vestir y de percibir el cosmos, por no mencionar sus creencias.

Sin embargo nada de lo que éste cree o hace puede ser entendido si no se tiene en consideración la teoría de la realidad que está en el origen de esos gestos rituales, creencias y estilo de vida, pues todo eso tiene una explicación logica y un modo de ser o de hacer.

Tratando de aclarar la primera afirmación del pensamiento mágico, es que todo fenómeno, físico o psíquico, es obligatoriamente el efecto de una causa, así como la causa generadora de nuevos efectos. Ésta es una ley universal. Es decir ninguna causa puede ser privada de su efecto. Esta ley permite comprender buena parte de las prácticas mágicas. Así, por ejemplo, todo fenómeno implica una carga de energía y una liberación de esa carga en el efecto que le es propio.

Si se bloquea el cauce normal de la energía que libera el fenómeno, de tal forma que se impide que éste desemboque en su efecto natural, esa energía que no puede suprimirse puede desviarse y generar un efecto distinto. La magia pretende, desde el conocimiento de este tipo de relaciones, alcanzar el control de esta energía y la habilidad de dirigirla, conforme a la voluntad del mago y para satisfacer sus propósitos, lo cual implica cierto dominio sobre los elementos de la naturaleza.

Finalmente revizando el segundo gran postulado del pensamiento mágico es la denominada ley de las correspondencias, o de las grandes analogías. Ésta viene a afirmar que todos los elementos de un plano cualquiera de realidad están vinculados también causalmente con sus elementos correspondientes de todos los otros planos que configuran el cosmos creado. No sólo todos los niveles están relacionados por este vínculo, sino que cada plano o nivel de realidad tiene, en última instancia, la misma estructura o forma. 

Tipos de magia

Para clarificar el concepto, según los iniciados, Magia sólo hay una. Sin embargo, en general se ha hecho clásica una distinción conceptual en función de los objetivos que persiguen los operadores o magos.
  • Pequeña magia se refiere a aquellas operaciones orientadas a conseguir determinados logros prácticos en la vida cotidiana para lograr la felicidad del individuo por ejemplo: el amor de alguien, fortuna y posición social, su enfermedad, desgracia o muerte, su protección o su cura de una dolencia, etc. pero amerita ademas señalar una diferencia entre dos tipos de magia: 
    • blanca(medicinal, benéfica) y 
    • negra (de maleficio o daño).
  • Se denomina alta magia a el conjunto de teorías y prácticas rituales orientado a la realización de una alquimia interior, de un desarrollo psíquico y espiritual que eleve al operador o mago de su condición humana ordinaria, es decir un trabajo espiritual individual, y lo ponga en camino de acceder a planos de realidad superiores, con un control mucho mayor que el que tiene sobre el espacio y el tiempo. 
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario