Casas embrujadas

También se ha escuchado bastante hablar de casas embrujadas, las cuales generalmente se encuentran deshabitadas, pues ninguna persona se atreve a vivir en ellas, ni siquiera pasar una noche allí, por los sucesos paranormales que ocurren dentro sus instalaciones. No se puede negar que aquellas noticias refiriendo situaciones extrañas en casonas abandonadas, generalmente relacionadas con estos temas paranormales, atraen la atención de los medios y del público en general. es entonces cuando se concluye que se trata de una "casa embrujada"

Las señales bastante comunes en estas supuestas casas embrujadas es la aparición de algún rostro o figura humana “impresa” sobre los empapelados o directamente sobre los muros. A menudo también se pueden ver nitidamente en las manchas de humedad de los cielorrasos o pisos. En este caso, y aunque los defensores de lo paranormal seguramente apelaran a que se trata del rostro de algún antiguo habitante muerto en circunstancias confusas o injustas, o incluso que se trata de la cara de un santo o virgen, lo cierto es que la explicación es mucho mas simple.

El cerebro humano es muy eficiente reconociendo rostros. esto quiere decir que basta que veamos una sola vez a alguien para que podamos reconocerlo incluso varios años mas tarde. También somos capaces de identificar una cara aun en condiciones de iluminación deficientes o en ángulos poco usuales. Esta capacidad es inherente a la naturaleza humana y del mecanismo que nos permite identificar a nuestros congéneres. Esta misma habilidad nos hace ver rostros en lugares donde no los hay: manchas, nubes, etc. Es decir tenemos la capacidad de recrear figuras vivas.

Respecto de los sonidos extraños que muchos lo catalogan de ultratumba, o de seres fallecidos que vagan por las instalaciones de la casa, podrían tratarse únicamente de sonidos generados por la estructura de la casa, pues generalmente estas casas son antiguas y están construidas en madera, por lo que encontraremos que los efectos del paso del tiempo, la humedad y los cambios de temperatura producen pequeños movimientos relativos entre las tablas o placas que constituyen sus paredes o pisos generarán algún tipo de sonido. 

Veamos un caso famoso en un bloque de departamentos en la provincia China de GuangXi. En ese lugar, y durante diez años, extraños ruidos hicieron huir a todos los inquilinos al creer que la casa estaba embrujada. Sin embargo, como se descubrió recientemente, los sonidos provenían de unos “peces gato” que vivían en las alcantarillas del lugar.

En Peru igualmente tenemos el caso de la casa Matusita, donde cuenta una leyenda que en esta casa vivía un señor perverso que maltrataba y abusaba de sus dos únicos sirvientes. Un día cuando el señor pretendía dar un almuerzo, los sirvientes decidieron cobrar venganza colocando una sustancia en los alimentos, no para matar a su jefe sino para ocasionarle trastornos mentales.
Luego de servir los platos los sirvientes decidieron esperar en la cocina para esperar los resultados de su plan, cuando de pronto escucharon ruidos y gritos provenientes de la sala. Los empleados acudieron rápidamente a la habitación y allí descubrieron una terrible imagen: cuerpos despedazados por doquier y sangre por todos los rincones de la casa. Todos habían muerto, incluido el jefe.

Es asi como se cuenta que ahora nadie se atreve a pasar una noche en esa casa aduciendo que las personas que vivieron allí paran penando, escuchándose voces de ultratumba y ruidos extraños. En fin son misterios que aun tiene cabida a lo paranormal o simplemente a una creencia popular.
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario